Está demostrado que la tenencia de una mascota trae beneficios significativos a sus dueños.  Entre los beneficios de tener un perro Ovejero Alemán podemos destacar los siguientes:

Efectos en el desarrollo infantil

Podemos dividirlos en dos áreas principales:

Desarrollo social-emocional:
• El compartir la responsabilidad del cuidado del perro les brinda la posibilidad de aprender los cuidados de otro ser vivo. Esto puede convertirse en un refuerzo y aceptación como componentes importantes del desarrollo de la autoestima. El cumplir tareas apropiadas para su edad hace sentir al niño competente y seguro ante los ojos de sus padres.

Desarrollo cognoscitivo:
• Existen numerosos estudios que muestran una relación entre la mejora en la capacidad de aprendizaje y la relación con animales de compañía como el perro Ovejero Alemán.
• Se sugiere que la tenencia de una mascota podría facilitar la adquisición de lenguaje y el desarrollo de habilidades verbales en los niños. Esto pudiera ser efecto de una función del perro Ovejero Alemán como receptor de los intentos de comunicación y cuando el niño ejercita órdenes hacia el animal.

Efectos en adultos mayores

Apoyo al bienestar en la madurez:
• Se sugiere que el proceso de envejecimiento puede ser retardado por un estilo de vida saludable que involucre los cambios psicológicos que llegan en las etapas avanzadas en la vida de un humano. El mantener una rutina diaria es uno de varios factores clave que se creen pueden retrasar el envejecimiento, es ahí donde la tenencia de un perro que implica tener rutinas puede jugar un papel muy importante para apoyar el sano envejecimiento de sus propietarios.

Efectos de socialización:
• La necesidad de contacto social y apoyo, a menudo no es conseguido por adultos mayores, que pudieran haber perdido a su pareja, o incluso amistades o familiares cercanos por cuestión de edad avanzada. Sin embargo muchos adultos mayores pueden permanecer activos socialmente, cultivando interés en ciertas actividades como la tenencia de un perro, participando en actividades comunitarias o asistiendo en el cuidado de niños.
• La presencia de un perro en la vida de estas personas sirve en muchas ocasiones como un motivo para generar charlas espontáneas con vecinos u otros simpatizantes de los perros.

Efectos fisiológicos

Reducción del estrés y beneficios generales:
• Diversos estudios muestran que el simple hecho de acariciar un perro puede disminuir la tensión o el estrés cotidiano, de igual modo ayuda a disminuir la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea.
• Estos estudios han demostrado cómo el efecto de tener un perro logra una mejor calidad de vida en comparación con otros grupos de personas evaluados que no tienen una relación cotidiana con un animal de compañía.

Papel en programas terapéuticos


Existen dos grandes tipos de programas que contemplan el uso de perros con fines terapéuticos:

• Actividades Asistidas con Animales (AAA): la finalidad es proveer oportunidades motivacionales, educativas o recreativas para generar beneficios que mejoren la calidad de vida de
una persona. Ejemplos son las visitas de perros certificados en terapia que visitan unidades de
rehabilitación de pacientes o asilos de ancianos o bien casas hogar para niños pequeños.
En estas actividades no hay un objetivo programado, solamente se trata de fomentar la convivencia del individuo con el perro.

• Terapia Asistida con Animales (TAA): en estos programas, la intervención del animal es una parte integral del proceso de tratamiento. Estas sesiones son conducidas por un experto en salud capacitado en técnicas de TAA con capacidades y habilidades para la aplicación de interacciones entre humanos y animales. Entre sus aplicaciones principales están terapias de lenguaje, de salud mental, de rehabilitación física o de rehabilitación de tratamientos largos que requieren mejorar las habilidades
de socialización y comunicación de pacientes que lo requieren.

Es importante hacer notar que estos beneficios no se verán plenamente alcanzados si la relación entre el perro y el humano no es adecuada o si existen problemas de comportamiento por parte del perro, por ello es importante garantizar que el perro está bien entrenado además de bien socializado, para así poder llevar a cabo una adecuada relación que sea benéfica para ambas partes.

Textos:
royal-canin.com.ar

Imágenes:
hsfotografias.com.ar